Si ya el tema de mudar muebles y pertenencias es difícil, más lo es cuando pensamos en nuestras plantas las cuáles son en su mayoría frágiles y además son seres vivos por lo que tenemos que tomar las medidas suficientes y mucho cuidado con el tema de preparar las plantas para una mudanza

Principales consejos al preparar las plantas para una mudanza

  1. Unos días antes, reduce el riego o anúlalo de manera que la planta se preparará para el movimiento y aguantará más.
  2. La mejor opción es llevarlas uno mismo encima durante el trayecto para que sufran el menor daño posible. Pero si se tienen muchas plantas o el trayecto es muy largo, eso puede hacerse pesado e imposible y no quedará más remedio que meterlas en cajas. En ese caso, hay que tomar algunas precauciones para que el vegetal no muera.
  3. La caja no debe quedar cerrada herméticamente, hay que hacer agujeros para que respiren.
  4. Deben dejarse siempre para el final de la mudanza, que sean las últimas en cargarse. Así se evita que otras cajas u objetos puedan aplastarlas o rozarlas de manera excesiva.
  5. Colocar el cartel de frágil y asegurar la maceta con elementos de protección, como burbujas o espuma de poliuretano.
  6. Si la planta es muy grande, mejor cortarle algunas hojas y tallos ya que de todas formas se quebrarán en el viaje.
  7. Sacarla del vehículo en cuanto se llegue al destino y dejarla reposar en un lugar tranquilo después de regarla.
  8. Si la mudanza es internacional seguramente no resistan al viaje, y menos si se trasladan en avión. Si el transporte se hace demasiado difícil o imposible, mejor regálalas a algún vecino porque de lo contrario, seguramente morirán.